Este miércoles 21 de noviembre tuvo lugar en la sede del Comité Olímpico Español (COE) la presentación de las selecciones españolas que participan en las World Series de Seven, modalidad olímpica de rugby que tiene su gran cita en los Juegos de Tokio 2020.

Al acto asistieron el presidente del COE, Alejandro Blanco, y el presidente de la Federación Española de Rugby (FER), Alfonso Feijoo, además de las selecciones que dirigen Pedro de Matías y Pablo Feijoo, es decir, la femenina y la masculina, respectivamente, al completo, con sus dos capitanes, Marina Bravo y Paco Hernández, al frente. También estuvo Laura Gil, la nueva responsable del patrocinio de Iberdrola en el rugby, quién tuvo ocasión de conocer a las leonas que lucirán la marca de referencia en el deporte femenino español por todo el mundo. 

Ambos equipos viajan este jueves a Dubai, en el caso de los Leones para disputar su primer torneo y en el de las Leonas, el segundo, ya que se estrenaron hace un mes en Glendale (Estados Unidos), donde fueron novenas y se alzaron con el trofeo del Challenge. Las Leonas lucen esta temporada en sus camisetas el patrocinio de Iberdrola, mientras que en el caso de los Leones será una vez más LaLigaSports la marca que les acompañe por todo el mundo.

Alejandro Blanco aseguró sentirse “el presidente de un comité olímpico más feliz del mundo” con la presencia de los equipos de seven en la casa del olimpismo español. “Nunca he jugado al rugby, pero lo llevo dentro. Creo que en los últimos años es el deporte por equipos que más ha crecido en apoyo mediático y en afluencia de público”.

Además, el presidente del COE elogió la actitud de nuestros deportistas. “Os he visto ganar y perder, también desfallecidos, pero nunca derrotados. Estoy convencido de que en pocos años el rugby mundial tendrá que contar más con el español”.

Alejandro Blanco también dedicó unas palabras a su compañero del Comité Ejecutivo del COE y presidente de la FER, Alfonso Feijoo. “Es transparente como el rugby y lo ha defendido siempre a muerte, incluso en unos años en los que la situación no era nada fácil.”

Alfonso Feijoo por su parte agradeció al presidente del COE que pudiese estar con el seven español para despedir a los jugadores y jugadoras antes de su viaje de Dubai y deseó mucha suerte a dos selecciones “que todavía están por darnos muchas alegrías”.

Tras ellos tomaron la palabra los capitanes, Paco Hernández y Marina Bravo, y los seleccionadores. Pablo Feijoo puso el foco en que “el objetivo sigue siendo la permanencia en las Series. Lo fácil es ascender, pero manterse es todo un reto a pesar de que venimos de protagonizar la mejor posición del seven español masculino de la historia en las Series Mundiales”.

Pedro De Matías, seleccionador femenino, se mostró de acuerdo con su homólogo del combinado masculino y, aunque reconoció que la realidad del rugby femenino español está mejorando, aseguró que “tenemos que seguir trabajando para crear estructuras que nos aseguren la competencia a largo plazo”.