Superdomingo de rugby en el Pepe Rojo de Valladolid que no defrudó a nadie. En dos partidos igualadísimos, con tensión hasta el final y opciones de victoria para los cuatro contendientes, Lexus Alcobendas Rugby y SilverStorm El Salvador lograron su pase directo a la final de la Copa de S.M. El Rey que se disputará el 26 de abril en Zamora y en la que los madrileños defenderán título, mientras los vallisoletanos buscarán devolver a sus vitrinas un trofeo que se les resiste desde el triunfo en el Estadio José Zorrilla de la capital castellanoleonesa en 2016.

Lexus Alcobendas defenderá el título

A pesar de los contratiempos con los que Lexus Alcobendas comenzó la mañana, con una lesión en el calentamiento de su apertura Mathieu Belie, los actuales campeones de la Copa salieron enchufados al césped del Pepe Rojo y en los primeros minutos, tras encadenar varias muy buenas fases, Guillemo Domínguez se escapó por el ala, engañó con un amago a su par y encontró el ensayo rival.

Pronto, Baltaza Taibo sumaba al pie los 3 primeros para el local, VRAC Quesos Entrepinares, pero Brad Linklater hizo lo propio en la primera oportunidad que tuvieron los granates dentro de la 22 contraria. No fue hasta el minuto 30, con una acción espectacular de John Wessell Bell que era placado en el aire al intentar la recepción del oval, cuando los de azul consiguieron poner 3 puntos más en el marcador para acercarse 6-10 y colocar el duelo al rojo vivo.

Fotografía: Jean François Sánchez

Alcobendas continuaba dominando la posesión, pero con la tarjeta amarilla que vio Guillemo Domínguez por una acción sobre Bell, le costaba parar las patadas queseras que le ponían dentro de su 22 con poco esfuerzo. A menos de cuatro minutos de marcharse al vestuario llegó el primer ensayo para los locales, posado por Pedro de la Lastra, que recogía una certera patada de Álvaro Ferrández que Alejandro Sánchez de la Rosa, su par del equipo rival, no podía controlar. Por primera vez los hombres de Diego Merino se ponían por delante (11-10) en el luminoso.

En la segunda mitad comenzó a aumentar la tensión de dos equipos buscando el billete para Zamora y separados solo por un punto de su objetivo. VRAC Quesos Entrepinares optó por jugar al pie para intentar volver a encontrar el error en la tercera cortina granate, mientras que los de Tiki Inchausti eligieron desplazar a la mano e intentar desbordar por fuera como ya hicieron en una de las primeras jugadas del partido.

Fotografía: Jean François Sánchez

Finalmente, y para romper los más de 20 minutos de igualdad, Agustín Schab encontraba el hueco y conseguía descargar para John Semple, quien firmaba la segunda marca granate y adelantaba de nuevo a los suyos 11-15 en el marcador. Esta marca terminó sentenciando una semifinal con un altísimo nivel de juego y en la que ambos contendientes demostraron estar muy en forma para lo que venga el resto de temporada.

SilverStorm El Salvador vuelve a la final de Copa

En la segunda semifinal, el guion de los primeros compases del encuentro fue prácticamente el mismo: sorpresa de los visitantes. Un Barça Rugbi dominando la posesión se adelantaba en el marcador con una patada que terminaba posando su zaguero, internacional por España en categorías inferiores, Pablo Ortiz.

Estos primeros puntos sirvieron de revulsivo para SilverStorm El Salvador, que se plantó en la 22 contraria y ya no la abandonó, a pesar de una excepcional defensa catalana, hasta conseguir su primer ensayo con una patada milimétrica del apertura local que conseguía posar Lian Fitzsimmons. Rust ponía los dos puntos extras para que los suyos mandasen en el marcador por primera vez en el encuentro, 7-5.

Fotografía: Jean François Sánchez

Los chamizos seguían manteniendo la posesión, exceptuando algunas buenas jugadas de transmisión del barça, y construyendo desde la touch Víctor Sánchez, otro de los habituales en las convocatorias de España, encontraba el ensayo tras varias fases de ‘pick and go’ y aumentaba la distancia (12-5) para los suyos. Justo en la última acción Bautista Guemes, el francotirador de los catalanes, pasaba entre los palos el balón aprovechando una indisciplina local para cerrar el marcador al descanso 12-8, dejando todo abierto con solo cuatro puntos de diferencia para la segunda mitad.

En el segundo periodo, el primero en golpear fue de nuevo Barça Rugbi, con un espectacular ensayo de Franco Velarde, quien apoyó la salida del maul catalán y encontró un pasillo por el que correr en solitario para darle la vuelta al marcador (12-15) y volver a poner a los suyos momentáneamente en la final de Copa.

Fotografía: Jean François Sánchez

Rápidamente los chamizos se rehicieron y continuaron trabajando para conseguir el ansiado billete a Zamora. Con su imparable avance, pronto se pusieron a cinco metros de la línea de ensayo, con varias buenas internadas paradas in extremis por los de Sergi Guerrero. Finalmente fue en una apertura para Christian Rust en la que los chamizos consiguieron su tercer ensayo, volviendo a ponerse por delante a solo dos puntos 17-15.

A 20 minutos del final Martín García, talonador de los catalanes, recibía una amarilla por placaje alto, y abandonaba 10 minutos a los suyos que sumaban ya las bajas de Dani Barranco y Koi Hogg por lesión. Con este panorama complicado, los de Juan Carlos Pérez aprovechaban para volver a visitar la línea de ensayo a través potente maul marca de la casa y ampliar la ventaja hasta el 22-15.

Fotografía: Jean François Sánchez

El tiempo corría, pero el ‘rey de copas’ no se rendía y a solo 6 minutos del final los azulgranas volvían a meterse en el partido con un ensayo de Artiom Kovalenko tras una gran transmisión hasta el ala. El Barça seguía muy vivo, solo 4 puntos abajo (24-20) en el luminoso.

Tras una gran defensa catalana, los de Sergi Guerrero arrebataron la posesión a los chamizos y contaron con una melé a favor, pero un fallo en la salida del 8, que cometía adelantado, terminó definiendo la final. Nico Jurado, el pilier de los de negro encontraba el ensayo rival y sentenciaba el encuentro con un 31-20 a 30 segundos del final que hacía imposible la remontada catalana.

Logo oficial de la Copa del Rey de Rugby.